“Hemos conseguido culminar una aspiración del Campus, de la Universidad y también de la sociedad de Albacete”. Con estas palabras ha comenzado el rector su intervención, transmitiendo la alegría y satisfacción de la comunidad universitaria, a cuyo trabajo colectivo ha atribuido el resultado de poner en marcha este posgrado que ha sido una reivindicación histórica de la Escuela de Ingenieros Industriales de Albacete.

Este resultado, ha continuado Collado, “ha sido posible gracias a la combinación de varios elementos clave en la vida: la inteligencia, el trabajo y el entendimiento”,- afirmó el rector, a la vez que felicitaba y ponía en valor el esfuerzo que hace la Escuela y el conjunto de docentes en el desarrollo del máster, “para beneficio vuestro y de la sociedad”,-dijo dirigiéndose a los alumnos, a quienes animó a contribuir con ello “en el desarrollo científico, económico y social de vuestra ciudad, región y país”,-concluyó.

Felicitaciones que hicieron extensivas los compañeros de mesa y que se sumaron a los agradecimientos de los presentes. En este punto, el director de la Escuela dijo ser éste un motivo de celebración, “puesto que ha sido una de las reivindicaciones del Centro, que pone fin a un proceso iniciado muchos años atrás”. Por ello, agradeció a todo el personal de la Escuela y al Claustro de profesores el trabajo y esfuerzo realizado, especialmente al rector y a la vicerrectora Fátima Guadamillas.

Posteriormente calificó al posgrado como el mejor que podía tener la Escuela, con el que se han cubierto, señaló, todas las expectativas con la matriculación de 37 alumnos, prácticamente la totalidad. indicó, además, que el Máster cumple una doble faceta: la de habilitante a quienes lo superan para ejercer la profesión de ingeniero industrial, y la de formación, pues permite también el acceso a másteres de doctorado para la realización de tesis doctorales y la obtención, finalmente, del grado de doctor.