La Universidad de Castilla-La Mancha quiere mostrar su más enérgica repulsa contra los terribles ataques terroristas ocurridos en Barcelona y Cambrils, que han costado la vida a trece personas y han provocado centenares de heridos; y expresar su solidaridad, y la de toda la comunidad universitaria, con las víctimas, sus familiares y amigos, así como con todo el pueblo catalán.

Las universidades se caracterizan por ser espacios de libertad, tolerancia y respeto, por lo que cualquier ataque contra los mismos es un ataque contra toda humanidad.

Por eso, el Equipo de Gobierno de la institución académica ha decretado tres días de luto oficial, en los que las banderas de todos los edificios de gobierno ondearán a media asta.