El proyecto, coordinado desde la UCLM por el profesor , contó con un equipo de trabajo “que identificó un grave problema de salud ligado a la mala infraestructura de las cocinas en la que las familias, y fundamentalmente las mujeres y los niños, pasaban horas alrededor de fogones poco productivos y muy nocivos para la salud”, indican. El proyecto permitió, además, poner en marcha una cadena de formación y conocimiento más allá de la colaboración puntual.

Este tipo de colaboración se suma a nuevos trabajos conjuntos con la ONG Maná que, este año junto con la UCLM y la organización Matunaini, han puesto en marcha “un ambicioso proyecto de fortalecimiento del proceso de rehabilitación socio-educativa y familiar de niñas, niños y jóvenes en situación de calle en Karatu, al noroeste de Tanzania”, en marcha desde el año 2007, y en el que participó en sus inicios el reconocido pediatra, exalumno de la UCLM, .