En julio de 2010 las Naciones Unidas reconocieron el acceso al agua potable y al saneamiento como un derecho humano esencial. Pese a ello, y según datos de la (OMS) y Unicef, en la actualidad hay en el mundo unos 884 millones de personas sin acceso a ese recurso vital y 2.600 millones que carecen de acceso a un saneamiento básico, lo que supone una de las principales causas de enfermedad y mortandad y un freno al desarrollo.

Este es uno de los mensajes que se ha lanzado hoy durante la inauguración en el Campus de Ciudad Real de las Jornadas de Cooperación al Desarrollo desde la Ingeniería que organiza la ONG Ingeniería para el Desarrollo Humano (Ongawa), en colaboración con la de , y la de Ingenieros Industriales de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), y que en su séptima edición llevan por título Agua y saneamiento .

A través de conferencias, casos prácticos y talleres, las jornadas pretenden concienciar a la comunidad universitaria de la problemática existente en torno al agua y el saneamiento, dar a conocer los trabajos que realizan algunas ONGs para mejorar el acceso a ambos poniendo la tecnología al servicio del desarrollo humano y reflexionar sobre el uso del agua en un país como España, comparándolo con los usos que de la misma se hacen en otras zonas del planeta en las que el acceso a este recurso es mucho más restringido.

Durante la inauguración de las jornadas, su director y miembro de Ongawa, , ha hecho hincapié en la importancia que tiene el agua para el desarrollo y ha recordado que es precisamente ésta una de las principales líneas en las que trabaja Ongawa, organización que tiene como misión poner la tecnología al servicio del desarrollo humano para construir una sociedad más justa y solidaria.

El acto ha contado con la participación de los directores de las escuelas de Caminos e Industriales de Ciudad Real, y Fidalgo, respectivamente, quienes han felicitado a Ongawa por la labor que realizan y por la oportunidad que supone para los alumnos conocer de cerca la organización y el trabajo que lleva a cabo. A este respecto, ha animado a los futuros ingenieros a participar en proyectos de cooperación por lo que ello supone para su formación y para experimentar nuevos retos; mientras que Jesús López ha lanzado a Ongawa el reto de iniciar una nueva línea de colaboración con la Escuela que permita el desarrollo de proyectos fin de grado en el campo de la cooperación desde la ingeniería.

Tras la apertura de las jornadas, las mismas han comenzado con la charla de , ingeniero industrial y voluntario de Ongawa en , quien ha contado su experiencia en programas de desarrollo en agua y saneamiento en Tanzania.