Decisiones sobre la frecuencia o la intensidad del riego, la aplicación de productos fitosanitarios o la fecha de la vendimia serán más sencillas gracias al proyecto PLATINO, que aplica tecnologías avanzadas para el desarrollo de la agricultura inteligente y que se ha presentado esta mañana en la . Esta nueva plataforma aglutina a distintos grupos de investigación españoles entre los que se encuentra el de Arquitectura y Redes de Computadores (ARCO) de la Universidad de Castilla-La Mancha. Y ha sido su responsable, el profesor , el encargado de trasladar a la opinión pública los detalles del proyecto como “un conjunto de soluciones para avanzar en el diseño de plataformas distribuidas de hardware y software para el procesamiento inteligente de la información sensorial heterogénea”.

Muy básicamente, PLATINO se basa en la información heterogénea sobre una explotación agraria que suministran distintos tipos de sensores. Toda esa información es procesada por algoritmos eficientes que permiten a los agricultores la toma de decisiones basadas en la evidencia, lo que supone un notable avance en términos de producción económica y de calidad y seguridad de los alimentos.

El proyecto PLATINO cuenta con una financiación de casi 750.000 euros del , y, además del grupo ARCO, implica a los centros de Electrónica Industrial y de Investigación en Tecnologías Software y Sistemas Multimedia para la Sostenibilidad de la (UPM); el Grupo de Ingeniería Microelectrónica de la (UC); y el (IUMA) de la . Este último equipo coordina la iniciativa bajo el liderazgo del profesor , quien ayer se trasladó a Ciudad Real para participar en una jornada a la que también asistieron la secretaria general de Agricultura, y Desarrollo Rural, ; y los directores generales de Universidades, Investigación e Innovación, ; y de Telecomunicaciones y Nuevas Tecnologías, Alipio García.

La representante de la explicó que uno de los principales retos de su departamento radica en la modernización del sector, un objetivo para el que resultan imprescindibles los nuevos desarrollos tecnológicos como el que representa el proyecto PLATINO. Ricardo Cuevas, por su parte, se felicitó por la labor investigadora que realiza la Universidad de Castilla-La Mancha y, en este caso concreto, por contribuir al avance del sector agroalimentario, que supone un importante porcentaje del PIB regional.