La Contra el Cáncer (AECC), a través de la AECC, ha destinado este año 7,9 millones de euros a 22 Ayudas para Investigar el Cáncer, lo que supone un 18% más con respecto al año pasado -6,7 millones - y 34 millones de euros destinados a investigación oncológica desde el año 2010. Todos estos fondos han sido recaudados gracias a generosidad de miles de personas en toda España que han depositado su confianza en la AECC para impulsar la investigación en cáncer.

Este compromiso, con la investigación en cáncer y con el futuro de las personas, ha llevado a que la AECC sea, hoy por hoy, la entidad privada que más fondos destina a investigar la enfermedad.

La AECC financia proyectos para entender el proceso tumoral, perfeccionar el diagnóstico de los tumores y diseñar estrategias terapéuticas más eficaces y menos invasivas. Con estas premisas, las líneas de investigación financiadas cubren todas las fases del cáncer, desde la prevención hasta la metástasis.

4 Ayudas para investigar tumores de gran impacto social

De los 22 proyectos adjudicados por la Fundación , cuatro están coordinados por investigadores españoles, cuya relevancia y calidad de su trabajo va más allá de nuestras fronteras. Se trata de los , dotados con 1,2 millones de euros cada uno, con el objetivo de promover la investigación coordinada de diferentes equipos, de laboratorios y hospitales, en una línea común de investigación. Estos cuatro proyectos están orientados a tumores como páncreas, ovario o cabeza y cuello de gran impacto social. Tal es el caso del coordinado por el Dr. junto al Dr. Alfredo Carrato, jefe del Departamento de Oncología del Hospital Ramón y Cajal de cuyo proyecto está orientado a investigar el cáncer de páncreas, uno de los tumores con menos índices de supervivencia a largo plazo.

Este proyecto hace uso del reciente conocimiento sobre el desarrollo del adenocarcinoma de páncreas en herramientas de diagnóstico y en modelos animales, con el objetivo de identificar estrategias útiles que beneficien a los pacientes, a nivel diagnóstico y terapéutico.

El adenocarcinoma pancreático (PDAC) es la cuarta causa de muerte por cáncer en todo el mundo. Aunque su incidencia no es la más alta, su elevada tasa de mortalidad

hace que sea una de las formas más letales de cáncer, ya que sólo el 7,2% de los pacientes sobreviven más allá de 5 años después del diagnóstico inicial.

Una característica del cáncer de páncreas es la capacidad de este tumor para diseminarse (metástasis) a otros órganos como el hígado, disminuyendo significativamente las posibilidades de curación. Por lo tanto, hay una necesidad urgente de desarrollar nuevos marcadores que puedan detectar el cáncer de páncreas en sus primeras etapas, especialmente en pacientes de alto riesgo.

El otro proyecto es el del Dr. García Bustelo que supone la continuación de su trabajo, tras los buenos resultados obtenidos en mayo de 2014, donde ya se identificó una nueva diana terapéutica contra el cáncer de mama más agresivo. Con esta nueva , se espera poder identificar otras nuevas dianas candidatas - clínicamente relevantes - para el tratamiento de pacientes mediante un enfoque terapéutico innovador y más eficaz contra las células precursoras del cáncer, resistentes a agentes quimioterapéuticos tanto convencionales como de nueva generación.

Se ha identificado un nuevo oncogén, denominado RRAS2, que parece actuar como “impulsor” autónomo del desarrollo de una amplia variedad de tumores. Además, han descubierto que eliminar la proteína R-RAS2 evita el crecimiento del cáncer y la formación de metástasis en tumores epidemiológicamente relevantes como los de mama y células hematopoyéticas.

Sus objetivos generales se centran en identificar y entender el comportamiento de este gen en diferentes tipos de tumores, pudiendo establecer su relevancia clínica, y así poder diseñar estrategias terapéuticas eficientes, mediante ensayos clínicos, que permitan un mejor tratamiento de los tumores con la mutación de este gen.

Otro de los proyectos de los Grupos Coordinados Estables es el dirigido por el Dr. que profundiza en los tumores de cabeza y cuello (HNSCC). El objetivo principal de este proyecto es identificar vías moleculares cuya inhibición podría prevenir la adquisición de resistencia a los agentes quimioterapéuticos en pacientes con tumores HNSCC.

Proyectos de calidad, continuidad y proyección exterior

Del resto de los proyectos adjudicados destaca el estudio de la Dra. Anna Bigas, que tiene como objetivo investigar los mecanismos que subyacen a las recaídas en Leucemia Linfocítica aguda adulta y pediátrica, con el objetivo de generar una herramienta que permita un tratamiento personalizado, adecuado a cada paciente. Este proyecto supone la continuación de uno anterior de cáncer infantil que ha sido ampliado al estudio de este tipo de leucemia en la edad adulta.

Por último, también han sido adjudicatarios tres proyectos que persiguen realizar grandes esfuerzos para la obtención de resultados en cáncer infantil y tres proyectos singulares que pretenden ahondar en el conocimiento del cáncer desde estudios originales e innovadores.

La entidad privada que más recursos destina a la investigación

A pesar de los notables avances, se estima que el cáncer será la primera causa de mortalidad a nivel mundial y se prevé un aumento en su incidencia de 23,6 millones de casos nuevos cada año para 2030. Son unas previsiones que demandan mayores esfuerzos de apoyo en diferentes ámbitos, pero especialmente en el terreno de la investigación, como única vía eficaz para hacer frente e invertir estas tendencias.

Gracias al esfuerzo investigador, el cáncer tiene actualmente una supervivencia cercana al 60%, y los tratamientos de algunos tumores son cada vez menos agresivos, lo que redunda en la calidad de vida de las personas enfermas de cáncer.

La AECC ha logrado incrementar los fondos destinados a investigar en cáncer a través de un modelo de financiación privada que prioriza la calidad de los proyectos, y la cercanía de los estudios al paciente, además de promover la estabilidad laboral de los investigadores y el seguimiento exhaustivo de los fondos aportados.

Transparencia, calidad y eficacia en el proceso de Adjudicación

El proceso de adjudicación de las Ayudas es riguroso y cumple con el objetivo de destinar los fondos a proyectos de calidad desde un prisma de responsabilidad, transparencia, calidad y eficacia.

Cada uno de los proyectos es evaluado externamente por la Agencia Nacional de Evaluación y Prospectiva, dependiente del , lo que garantiza un análisis científico pormenorizado para asegurar la máxima calidad de las adjudicaciones.

Asimismo, la , el órgano que gestiona los fondos de la AECC destinados a la investigación, está certificada con el sello de calidad de AENOR lo que demuestra la rigurosidad y profesionalidad de los procesos de adjudicación.

La AECC, 63 años de experiencia en la lucha contra el cáncer

La AECC es una ONL (Organización No Lucrativa), privada y declarada de utilidad pública que lleva 63 años trabajando en la lucha contra el cáncer. La AECC integra a pacientes, familiares, personas voluntarias y profesionales que trabajan unidos para prevenir, sensibilizar, acompañar a las personas afectadas y financiar proyectos de investigación oncológica que permitirán un mejor diagnóstico y tratamiento del cáncer. La AECC mantiene como uno de sus objetivos prioritarios la investigación oncológica de calidad y es, a día de hoy, la entidad social y privada que más fondos destina a investigar el cáncer con casi 35 millones de euros comprometidos.

La AECC, a través de la Fundación Científica, aglutina la demanda social de investigación contra el cáncer, financiando por concurso público programas de investigación científica y social. Estos programas están dirigidos a lograr avances en ciencia para mejorar el futuro de las personas enfermas y sus familias y para consolidar una estructura científica en España, acercando a toda la sociedad los logros conseguidos. La Fundación Científica está certificada por el sello de calidad AENOR.

Estructurada en 52 Juntas Provinciales y presente en más de 2.000 localidades españolas, la AECC desarrolla su trabajo a través de sus más de 20.298 voluntarios y 700 empleados bajo una filosofía de colaboración con las autoridades sanitarias, instituciones científicas y aquellas otras entidades que persigan un fin análogo al de la asociación. Todo ello siempre bajo los principios de independencia, profesionalidad, transparencia y cercanía. La AECC es una ONG acreditada por la . Durante el 2014, la AECC ha atendido a más de 447.374 afectados por la enfermedad.