Las labores de desinfección continúan en la ciudad y las pedanías, desde este fin de semana apoyadas por agricultores voluntarios que con sus tractores y equipos de pulverización se han incorporado como refuerzo al trabajo que venían haciendo desde el 16 de marzo los operarios del servicio de limpieza de la ciudad y bomberos del de Albacete.

Un total de 15 agricultores se han incorporado a las tareas de desinfección actuando en pedanías. En concreto, este lunes han trabajado en El Salobral y en Los Anguijes, proseguirán este martes por Tinajeros y el miércoles intervendrán en y . En , Abuzaderas, Campillo de las Doblas y Cerrolobo, harán tareas de desinfección durante el jueves.

Esta planificación no significa que hasta ahora no se hubieran realizado tareas de desinfección en pedanías, pues los equipos de la empresa de limpieza habían actuado en algunos de estos núcleos rurales desinfectando los elementos de mobiliario urbano susceptibles de ser tocados por los ciudadanos y, por tanto, de transmitir el Covid-19.

La Delegación de Agricultura ha colaborado en la coordinación de los agricultores, que cuentan con el apoyo del Servicio Contra Incendios que es quien proporciona a los agricultores el hipoclorito de sodio que utilizan en las labores de desinfección. Operarios del parque de Bomberos de Albacete se desplazan a las pedanías para dar instrucciones a los agricultores de los lugares que se deben desinfectar y ayudarles en el manejo de cubas y cisternas. La pulverización de la solución desinfectante se aplica en aceras y accesos a locales y edificios frecuentados por la población, desde farmacias a panaderías, pasando por supermercados y consultorios médicos, así como en farolas, bancos y demás mobiliario urbano susceptible de ser tocado.

Más de 12.000 actuaciones

Estas tareas de desinfección complementan las que vienen realizando los Bomberos en espacios sensibles, como son las inmediaciones del y el y residencias de ancianos, entre otros.

Asimismo, el dispositivo habilitado por la empresa concesionaria del servicio de limpieza de la ciudad, Valoriza, ha realizado ya 12.276 actuaciones de desinfección en todos los barrios de Albacete. La desinfección se realiza con agua y lejía diluida pulverizada por equipos manuales sobre elementos del mobiliario urbano. Hay operarios que trabajan con equipos de hidropresión, pero en los últimos días se han incorporado atomizadores que ofrecen una mayor autonomía y permiten desinfectar con mayor celeridad.

En concreto, estos equipos se centran en desinfectar elementos como paradas de autobús, pasarelas, papeleras, contenedores y también accesos a farmacias, supermercados y consultorios.

Para la limpieza y desinfección de los contenedores de residuos se cuentan con maquinaria específica, camiones lavacontenedores, igual que para la higienización de las papeleras sobre las que se han realizado 2.225 actuaciones de desinfección.

Asimismo, se actúa desinfectando en aceras y calzadas utilizando camiones cuba con difusores.

Gestión de residuos de centros sanitarios

Desde la Concejalía de Sostenibilidad, además de poner en marcha este programa específico de desinfección, se adoptaron medidas en materia de residuos para hacer frente al Covid-19, como fue la habilitación de un canal específico para eliminar los residuos de residencias de mayores, centros de salud y hospitales, de tal forma que los residuos aquí recogidos van directamente al para ser incinerados.

Entre residencias, centros de salud y hospitales, desde el día 23 de marzo se han retirado más de 34.000 kilos de residuos.

Mantenimiento de zonas verdes, al mínimo

Por otro lado, y en relación al mantenimiento de parques y jardines, en aplicación del nuevo real decreto dictado por el Gobierno sobre las actividades permitidas durante el estado de alarma, se han dado instrucciones desde la Concejalía de Sostenibilidad para dejar el servicio de conservación y mantenimiento de zonas verdes al mínimo.

Así, tan solo se mantendrá operativo un equipo de 14 personas que se encargarán de dos tareas que se consideran indispensables e inaplazables, el riego y la limpieza básica de todas las zonas verdes. El resto de servicios quedarán en suspenso, si bien se atenderán las urgencias que pudieran surgir (averías de riego o fuentes, plagas urgentes….).