ha impulsado un estudio para tomar el pulso de la economía de las empresas albaceteñas durante estos días de confinamiento, así como de sus perspectivas de futuro en un corto plazo. Los objetivos del análisis han sido: cuantificar el impacto que puede tener la pandemia en la economía de las empresas de Campollano; identificar qué sectores se han visto más afectados por esta crisis sanitaria y económica; conocer qué medidas han puesto en marcha para afrontar el impacto del covid-19 en las empresas del Parque Empresarial; así como conocer las demandas de las empresas de Campollano para paliar los efectos de la crisis económica.

La mayoría de las empresas creen que sus cifras de ventas caerán

El 85% de las empresas encuestadas creen que sus ventas caerán por encima del 10% en 2020. Una parte importante de estas, el 23%, estima que reducirá́ ventas por encima del 50%. Solo el 13% de las empresas preguntadas estiman que la caída no superará el 10% o que presentarán cifras similares a las de 2019. De manera residual un 2% de las empresas aumentarán la facturación en más de un 10% con respecto al pasado ejercicio. En las actividades con más representatividad en Campollano, se estima que en el sector comercio, el 27% de las empresas creen que sus ventas caerán por encima del 50% en 2020, el 64% sufrirá caídas de entre un 10% y un 50% y solo un 9% asegura que tendrán diferenciales positivos por encima del 10%. En cuanto a las empresas del sector industrial, 3 de cada 4 empresas encuestadas creen que sus ventas caerán entre un 10% y un 50%.

Las plantillas se verán afectadas

El 51% de las empresas encuestadas tendrán que hacer ajustes en sus plantillas superiores al 10%; una minoría del 2% piensa que tendrán que realizar nuevas contrataciones, mientras que el 47% cree que no realizará ajustes.

Tras las medidas excepcionales que está poniendo el Gobierno a disposición de las empresas, son muchas las que ya han realizado diferentes acciones con motivo de la crisis del covid-19. Hay un tercio, en torno al 35%, que apostó desde el primer momento por favorecer el teletrabajo. Otro tercio ya se han acogido a un ERTE, el 33%. El 20% está negociando con sus plantillas y ajustando las condiciones laborales. De momento solo el 6% está realizando despidos y el 2% ha iniciado un procedimiento concursal.

El impacto económico

En base a estudios previos realizados, se determinó que la facturación de Campollano en 2019 se situó́ en 1.980.000.000 euros, con un número total de 14.123 trabajadores. Teniendo en cuenta la representatividad de cada actividad económica en la economía de Campollano y los resultados de la encuesta, se estima que la contracción en términos de facturación será de un 30,7%, mientras que la pérdida de empleo si situará en un 18,5%.

Según ha valorado el presidente de ADECA, Santos Prieto, “se estima que el mayor impacto se producirá a nivel de facturación” ha señalado, “en cuanto a los empleados, se percibe que las empresas harán un esfuerzo para mantener a sus trabajadores, de ahí que la reducción en este apartado sea menor”. El impacto provocado por la pandemia del COVID-19 devolverá a Campollano a los niveles de 2013 en los que se empezaba a salir de la crisis que se inició en 2008.

Medidas que proponen los empresarios

Al margen de las medidas planteadas en la encuesta, las empresas de Campollano reclaman las siguientes demandas: ajustes en el gasto público; eliminación de gastos superfluos en la Administración; creación de nuevas líneas de ayuda por parte de todas las administraciones; moratorias en el pago de tributos locales, resolución y liquidación de ayudas pendientes por parte de la Comunidades Autónomas; mayores deducciones en las cotizaciones sociales a las empresas que mantengan empleo; que no exista penalización en las ayudas públicas por no mantener los niveles de empleo y líneas de financiación a interés cero.

“Hay que apoyar Campollano porque es estratégico”

“El Parque Empresarial Campollano es el motor de la economía no sólo de Albacete capital, sino de toda la provincia y gran parte de la región” ha defendido Santos Prieto. Campollano representa cerca del 40% de la economía de la ciudad de Albacete y cerca del 20% de la economía de la provincia. Además de la producción y del empleo generado de manera directa, tiene un efecto indirecto sobre todos los negocios de la capital y sobre los de otros polígonos industriales. “Empresas de transporte, logísitca, asesorías, abogados, oficios…. muchos profesionales dependen, en gran medida, de las empresas de Campollano” relataba Prieto. Por este motivo, “es momento de considerar a Campollano como un elemento estratégico de la economía local al que hay que proteger” concluía el presidente de ADECA.

Santos Prieto reconoce que “con la colaboración de los trabajadores y medidas de apoyo por parte de las administraciones, seremos capaces de mitigar el daño y acelerar la recuperación económica y laboral de Campollano lo antes posible”.

Si bien es cierto que “después de unos años muy complicados, de 2008 al 2013, la salud económica de Campollano estaba mejorando; por un lado, las empresas tradicionales del estaban recuperando los niveles previos a la crisis, tanto en facturación como en número de empleados; y, por otro, comenzaban a implantarse nuevos negocios” explicaba Santos Prieto.

Se trata de une estudio elaborado por la en colaboración con KPI Controllers, miembro de las Empresas de Valor Añadido de ADECA. Una iniciativa que se ha enmarcado en el 40 aniversario de ADECA, cuyo patrocinador principal es Globalcaja. Destacar también la colaboración del patrocinador mensual del mes de abril que es Valoriza Medioambiente.