Así se desprende de las respuestas recibidas tras la consulta realizada entre los asociados de la Aefclm, que agrupa a 42 empresas de referencia en Castilla-La Mancha.

Las empresas que han respondido representan en un 25,9 por ciento al sector agroalimentario, el 22 por ciento a industria, el 18,5 por ciento a la hostelería, el 14,8 por ciento a otros servicios, el 11,1 por ciento a comercio, y el 7,4 por ciento a construcción y transporte.

Respecto de la disminución en las ventas provocada por la crisis actual, el 46 por ciento de las empresas encuestadas ha visto reducida las ventas entre un 81 y un 100 por cien.

El 91,3 por ciento de las respuestas destaca que, una vez superada esta crisis, las ventas se recuperaran pero con niveles inferiores a los anteriores a la crisis del COVID-19.

En cuanto a las medidas que están tomando para mitigar el impacto negativo en el empleo, el 46 por ciento ha solicitado un ERTE, siendo las otras cifras más relevantes el adelanto de vacaciones y, el siguiente, el teletrabajo.

PÉRDIDA DE EMPLEO

La disminución en el empleo que ha provocado esta crisis en las distintas empresas —el 45 por ciento de las respuestas— arrojan una pérdida del empleo que abarca entre el 1 y el 20 por ciento, siendo la siguiente cifra más preocupante, ya que para el 30 por ciento de las empresas consultadas, la pérdida en el empleo abarca del 81 al 100 por ciento.

Una vez superada la crisis, el 62,5 % opina que el empleo se recuperará, pero a niveles inferiores a los anteriores. Abordando el tema de la disminución de los beneficios que ha provocado esta crisis, el 29 por ciento ha visto disminuido sus beneficios entre el 81 y el 100 por cien, mientras el 20 por ciento de las respuestas, entre el 60 y el 80 por ciento.

Una vez superada la crisis, los beneficios se recuperarán para el 78 por ciento de los encuestados, pero con niveles inferiores a los anteriores. “Lo más preocupante”, según la Aefclm es que para el 17 por ciento no se recuperará.

Para mantener la continuidad de la empresa, el 35 por ciento ha optado por el ERTE, para el 26 por ciento la solución ha sido el teletrabajo, para el 20 por ciento ha sido la redistribución de horarios, y para el 9 por ciento la orientación de la producción a la ayuda a la sociedad.

Acerca de las medidas adoptadas por el , el 100 por cien no está de acuerdo con las mismas, y las valora “muy negativamente”, considerando que “no serán suficientes para la recuperación”. Con respecto a las medidas adoptadas por el Gobierno regional, el 95 por ciento de las respuestas especifica que no creen suficientes estas medidas y las valora de una manera también negativa.