Vox esperaba colapsar este sábado el centro de todas las capitales de provincia con su convocatoria a los ciudadanos a manifestarse en sus coches particulares para protestar contra la gestión del Gobierno en la crisis del coronavirus y pedir su dimisión.

El partido liderado por Santiago Abascal convocaba formalmente manifestaciones en toda España en pleno estado de alarma y lograba autorización en todas las ciudades. En el caso de las cuatro provincias de Cataluña y las de Castilla y León ha necesitado el apoyo de los tribunales de justicia para poder celebrar sus caravanas de vehículos.

Para asegurarse la autorización, Vox ha organizado una marcha de coches y ha insistido en su voluntad de que se respeten todas las medidas sanitarias y de distanciamiento social. A los ciudadanos que secunden la protesta el partido solo les pide que lleven dos cosas, mascarillas y banderas de España.

Estas manifestaciones son la ‘puesta de largo’ de las protestas que desde hace días se reproducen en las calles de muchas ciudades. Vox ha asegurado insistentemente que esas movilizaciones son “espontáneas” de ciudadanos hartos con el Gobierno, pero no ha dudado en respaldarlas y animar a la población a seguir protestando.

Con esta convocatoria Vox quería llevar a la calle la oposición frontal a la gestión de la crisis del Covid-19 que ya ha manifestado en el Congreso y que ha llevado al partido a votar en contra de las últimas prórrogas del estado de alarma.

A su juicio, el Ejecutivo de Pedro Sánchez está utilizando este mecanismo como “un estado de excepción encubierto” con el que está restringiendo derechos y libertades básicas de los ciudadanos y, por tanto, intentará alargarlo todo lo que pueda.

Vox propone recurrir a otras leyes constitucionales para controlar la desescalada —como las leyes de Seguridad Nacional o de Salud Pública— y defiende la necesidad de reactivar la economía cuanto antes para evitar la “quiebra” del país.

Ese rechazo a los planes del Gobierno queda reflejado en el lema de las manifestaciones: “fase libertad”, en alusión a las diferentes fases por las que pueden ir avanzando las provincias en función del plan de desconfinamiento ideado por el Ejecutivo.

Abascal avisa del “imparable” ansia de libertad y llama a los ciudadanos a mantener la tensión en la calle

El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha avisado al Ejecutivo de que el “ansia de libertad” de los ciudadanos es “imparable” y ha llamado a la gente a mantener las protestas en las calles contra un Gobierno “criminal” que ha sido “incapaz de proteger a su pueblo”.

Abascal se ha dirigido a su seguidores en una alocución pronunciada desde el autobús que encabeza la caravana de vehículos de la manifestación de Madrid y retransmitida en directo por Internet. “Buenos días España, hablo desde un autobús entre un mar de vehículos y banderas que han tomado Madrid y han tomado toda España”, ha saludado.

En su discurso, el líder de Vox ha recordado que los ciudadanos ya llenaron el centro de Madrid en octubre de 2017 contra el golpe soberanista del Parlament de Cataluña y ha celebrado que lo vuelvan a hacer este sábado para exigir la dimisión del Gobierno de Pedro Sánchez.

Sin embargo, ha alertado de que la actual situación provocada por la pandemia del Covid-19 es “aún más grave” que la de Cataluña, ya que entonces lo separatistas contaban con “la pasividad” del Gobierno y en cambio ahora “la amenaza a la libertad, los derechos y España está protagonizada por el propio Gobierno”.

Abascal ha repasado las “traiciones” que a su juicio ha cometido el Ejecutivo contra los ciudadanos, como no alertar a tiempo del peligro del virus, “abandonar” a los mayores en las residencias o el uso de las mascarillas con el único objetivo de “imponer su agenda de sectarismo totalitario”.

Sin embargo, ha insistido en que “la pulsión de la libertad es imparable” y el Gobierno deberá escuchar la respuesta “de un pueblo valiente, generoso, cívico y responsable”. “Hablo emocionado viendo las calles antes vacías y tristes que ahora son una alegre rebeldía, una festiva insumisión, un luto contenido”, ha confesado.

El líder de Vox ha recordado además que en España “el pueblo” es el que “enseña el camino en los momentos cruciales de la historia”. “Pobres de aquellos que no escuchan a ese pueblo y lo desprecian”, ha advertido llamando a sus seguidores a “no rendirse nunca y no desfallecer jamás”.

“No olvidemos nunca lo que nos han hecho”, ha pedido Abascal garantizando que Vox actuará en los tribunales contra los responsables de este “crimen contra la salud, contra la prosperidad y contra la libertad de los españoles”.

Abascal cree que el Gobierno pensó que podría “pisotear” los derechos de los españoles y que estos se quedaran “atemorizados” en casa, pero se ha comprometido a que España “prevalecerá como ha hecho siempre” y volverá a recuperar la normalidad. “No la nueva normalidad, sino la normalidad de siempre”, ha defendido.

Por todo ello, ha vuelto a pedir a los ciudadanos que se mantengan en las calles, cumpliendo las medidas sanitarias necesarias. “Seguid en la calle porque sentís que vuestro deber es proteger a España de quienes la quieren despedazada, pobre y descabezada”, ha animado.

Galería de Fotos