En un comunicado, la patronal toledana ha instado al Gobierno “a actuar de forma razonable y moral, dictando normas que se traduzcan en medidas justas para las empresas”.

“Las posibles responsabilidades que podrían derivarse de no hacerlo podrían ser muy graves”, han advertido desde Fedeto, que han indicado que “si no se ejerce una actividad económica de forma directa, habitual y a título lucrativo, no son exigibles las cuotas de Seguridad Social ni siquiera por aplazamiento o moratoria”.

A su entender, “el Estado está obligado a exonerar de cuotas a pymes y autónomos, pues aunque “el estado de alarma confiera una serie de poderes al Gobierno que no son ilimitados no pueden ser contrarios a los principios generales del derecho”. “En base a esos poderes, se pueden limitar ciertos derechos de los ciudadanos, pero no se puede ir en contra de la ley”.