Así lo ha asegura el secretario general de Industria y de la Pyme, Raül Blanco, en un vídeo elaborado por el , y Ametic sobre los respiradores pulmonares que produce Escribano Merchanical & Engineering en colaboración con Hersill.

Blanco destaca la colaboración público privada de este proyecto que se ha gestado en tan solo dos semanas, un tiempo récord que contrasta con los 12 meses que requiere normalmente la puesta en marcha de una iniciativa así.

El secretario general destaca que “desde el primer momento” el objetivo común ha sido el compromiso social de potenciar la producción nacional de estos respiradores para salvar vidas ante la emergencia sanitaria provocada por el coronavirus.

Blanco atribuye este esfuerzo a la conjunción de varios elementos como son la puesta a disposición de los recursos públicos, la colaboración del sector privado y la acción de Gobierno.

“Necesitamos contar con una industria española que garantice el abastecimiento y la soberanía, en el marco europeo, pero tenemos que contar con una industria potente a nivel tecnológico, sanitario y de todos los sectores, porque hemos visto en esta crisis que la industria es absolutamente necesaria”, concluye Blanco.

En este sentido, el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo ya ha previsto ayudas por importe de 50 millones de euros a empresas que hayan tenido que alterar significativamente su producción para adaptarse a las necesidades generadas por la crisis sanitaria del Covid-19.