Durante su comparecencia, por tercera semana consecutiva, en la Comisión de Sanidad del , habilitada como comisión de seguimiento de la crisis del Covid-19, Illa ha recordado que el Gobierno ha puesto a disposición de las comunidades autónomas el “mayor número de profesionales” para dar respuesta a la pandemia, entre los que se encuentran residentes en formación o jubilados.

En este sentido, y después de que Sanidad haya recomendado no poner a los sanitarios jubilados en primera línea de asistencia a los pacientes con coronavirus, el ministro ha informado de que los médicos residentes de último año van a ser renovados con un contrato que complementará su retribución y se equiparará con los adjuntos.

“Nuestro objetivo, única y exclusivamente, es que estos profesionales puedan permanecer donde están y a disposición de las comunidades autónomas, prestando servicios en aquellas unidades que tengan una especial necesidad y, por supuesto, retribuidos de una forma acorde a su experiencia y formación”, ha dicho Illa en la Cámara Baja.

Asimismo, las personas que han finalizado sus estudios de formación profesional de Técnico en Cuidados Auxiliares de Enfermería, pero a las que todavía no se ha expedido el correspondiente título, van a poder ser contratadas por las comunidades autónomas, siempre y cuando aporten un certificado que acredite la finalización de sus estudios. En este sentido, Illa ha informado de que serán unos 17.560 técnicos.

Por otra parte, el ministro de Sanidad ha informado a la Comisión de Sanidad de que se va a regular la puesta a disposición de las comunidades autónomas de los Médicos Forenses y profesionales adscritos al y Ciencias Forenses. “En total, con todos estos profesionales, y los que ya habíamos puesto a disposición de las comunidades autónomas con órdenes anteriores, estamos hablando de un total de 81.984 profesionales”, ha apostillado.