A preguntas de los medios tras una rueda de prensa, Fernández Sanz ha insistido en que “no es adecuado” entrar en una guerra de datos, y si bien en Tomelloso “fallecen personas que son de Tomelloso”, también lo hacen pacientes “de otras áreas”.

“No sé cifrar ahora. Será el INE, cuando todo termine, quien haga repaso concreto de hospitalizados y fallecidos por poblaciones”, ha zanjado, afirmando que “el juego de datos no lleva a ningún sitio”.

Igualmente, ha querido poner de manifiesto que todos los hospitales de la región trabajan en red, por lo que considera que no es justo hacer análisis individuales de la capacidad asistencial de cada centro hospitalario.

“No sería justo. En el seguro que hay pacientes de Albacete, o en pacientes de Alcázar, o en Ciudad Real pacientes de Cuenca, porque nos adecuamos con nuestros recursos”, ha abundado.