En rueda de prensa tras la reunión mantenida de forma telemática con otros presidentes autonómicos y el presidente del Gobierno, , ha dejado que en todo caso no es partidario de “entrar en un rastrillo” entre comunidades autónomas.

Tras asegurar que ya habrá tiempo de “hacer cuentas”, ha reparado en que ya se han compartido camas, material de protección o test rápidos, lo que se puede hacer extensivo ahora con los respiradores, ya que los 150 que llegarán desde Turquía se sumarán a los 390 que ya operan en la región.

García-Page ha tenido también palabras de agradecimiento ante el apoyo recibido por el conflicto con Turquía, cuyo Gobierno “ha entrado en la lógica de la solidaridad” y gracias también al trabajo de Moncloa.

“Esto nos permitirá afrontar la segunda parte de esta crisis mucho mejor que antes”, ha indicado García-Page, quien ha abundado en la importancia de compartir ese material con regiones vecinas. “Nunca permitiré que una mascarilla o respirador que utilicemos aquí sea transferido, pero sí voy a facilitar que cuando nuestros medios sean más que suficientes, se compartan. Porque de esta situación tenemos que salir todos juntos, no solo como nación”, ha abundado.