En la rueda de prensa posterior a la videoconferencia compartida con sus homólogos autonómicos y el presidente del Gobierno, , García-Page ha apuntado a después del verano para “subir escaleras y abriendo puertas con tranquilidad”.

Lo importante es “recuperar el flujo económico”, para lo que según García-Page “habrá que protocolizar varias cosas en España”. En todo caso, ha avisado de que la próxima fase de “convivencia con el virus” obligará a tomar decisiones “de descompresión y reducción del confinamiento, pero a lo mejor con precauciones concretas en algunos territorios”.

“A lo mejor hay zonas que tienen que tener medidas especiales un poco más, pero se podrá permitir que el resto de España adquiera tono de normalidad”, ha sugerido.