Burgueño ha expuesto la necesidad de intensificar los test rápidos en las residencias y de diseñar un protocolo de actuación regional adaptado a la situación de las residencias regionales tanto públicas como privadas y a la situación de la ayuda a domicilio, ha informado la Junta en nota de prensa.

Este protocolo, a juicio de UGT, “resolvería las dudas que se están produciendo entre los profesionales a la hora de actuar cuando fallece un usuario positivo o sospechoso de serlo”. Por otra parte, ha pedido que no haya demoras en la contratación de personal suficiente para residencias y centros asistenciales y que las organizaciones sindicales obtengan información más detallada del número de usuarios afectados, en aislamiento y fallecidos.

Respecto al ámbito sanitario la petición más urgente de UGT ha sido la de habilitar los espacios de residencia anunciados hace dos semanas para los profesionales de la sanidad que traten con contagiados por COVID-19, de manera que no contagien a sus familias. Aunque, como en anteriores semanas, Burgueño ha dado cuenta de la falta de EPIS tanto para el personal de los centros sanitarios como para el del transporte sanitario, así como del todavía reducido número de pruebas rápidas que se están haciendo al personal.

En la reunión se ha tratado la problemática de autónomos y pymes, para los que UGT ha pedido soluciones a corto plazo a nivel nacional. A nivel regional, se ha acordado con la Consejería de Economía poner en marcha una línea de créditos sin coste para autónomos y pymes a través de Aval Castilla-La Mancha.

de Profesionales y Trabajadores Autónomos de UGT CLM (UPTA CLM), valora esta medida para atajar el problema tanto en el corto como en el medio plazo, ya que la recuperación de actividades económicas de los autónomos “no será sencilla una vez termine el confinamiento y resultará fundamental tener un colchón de financiación con suficiente tesorería y liquidez para afrontarla”.

El secretario general de UPTA CLM, espera que estas líneas de crédito se habiliten cuanto antes y que supongan poder hacer frente a los gastos generales más urgentes, como el pago de alquileres de los locales y la seguridad social de los trabajadores.