Un proyecto de 110.000 euros financiado en un 80% con fondos Feder que va a suponer la rehabilitación de una de las joyas patrimoniales de Campo de Criptana, según ha informado el Consistorio en nota de prensa.

En el conjunto molinero se llevarán a cabo labores de mantenimiento de los molinos, con la reparación de los ventanillos, mejora de carpintería, pintura y embellecimiento del conjunto. Además se sustituirán tres juegos de aspas, que se unen a la sustitución llevada a cabo en el molino Garcilaso gracias a la ayuda prestada por la Obra Social La Caixa.

En las restauración se prestará especial atención a la mejora de los tres molinos históricos del siglo XVI, el molino Infanto, Sardinero y Burleta, cuya maquinaria original será objeto de una revisión en profundidad de cara a potenciar las moliendas tradicionales que se van a llevar a cabo desde el Ayuntamiento de Campo de Criptana.

Se trata de una acción que se une a la estrategia turística que se está llevando a cabo desde el Consistorio y que quiere potenciar el reclamo de Campo de Criptana como destino turístico preferente de interior.