El vicesecretario general de la , (FICA) de UGT en la región, , ha explicado que la empresa principal desarrolla, como subcantrata de Incarlopsa, trabajos en el matadero que ésta tiene en Tarancón, denunciando que Dat Schaub Gallent SL “ha subcontratado presuntamente a su vez a una cooperativa de trabajo asociado para realizar trabajos que tenía contratados”, según ha informado UGT en nota de prensa.

Laín ha asegurado que los trabajadores “se ven obligados a trabajar como autónomos, en condiciones más precarias a las de un trabajador por cuenta ajena”, lamentando que “por desgracia, esta práctica es cada día más habitual en la industria cárnica” de la provincia y la región.

“Se contrata a estas cooperativas para actuar en sus industrias a través de lo que nosotros llamamos falsos autónomos y que no sólo suponen un empeoramiento de las condiciones laborales, sino también un fraude a la Tesorería de la Seguridad Social, por la ausencia de cotizaciones”, ha añadido.

El vicesecretrio de FICA UGT en Castilla-La Mancha ha incidido en que esos ‘falsos autónomos’ “se ven obligados, en la mayoría de los casos, a trabajar en condiciones infrahumanas, sin los derechos que verdaderamente tendrían que tener como trabajadores por cuenta ajena y sin el paraguas de un convenio colectivo”.

Desde UGT han hecho un llamamiento al Gobierno regional “para que se posicione en contra de esta lacra que está siendo cada vez más evidente” en la Comunidad Autónoma, afirmando que esta también necesita que la Administración central, a través de la Inspección de Trabajo, “persiga estas prácticas abusivas que lo único que buscan es tener más beneficios económicos y de flexibilidad para las empresas, en detrimento de las condiciones de los trabajadores y trabajadoras”.

Por otra parte, el sindicato ha avisado a las empresas de que estas prácticas sólo conllevan conflictividad laboral y ha advertido que las perseguirán “con todos los elementos” que puedan. En este sentido, ha destacado la sanción “ejemplar” de 800.000 euros que la Inspección de Trabajo de Cataluña interpuso a la empresa Terfrisa por tener contratados falsos autónomos, tras la denuncia interpuesta también por UGT

“Es importante hacer visible un problema que venimos viendo desde hace tiempo y que, si no se le pone freno a corto plazo, supondrá consecuencias devastadoras para las trabajadoras y trabajadores de estos sectores en un futuro no muy lejano y todo ello a costa de engordar la cuenta de resultados de las empresas”, ha concluido Jesús Laín.