El hospital ‘Virgen de la Luz’ de Cuenca ha recibido hasta el momento más de 500 batas impermeables confeccionadas por un centenar de modistas y costureras voluntarias, la mayoría de ellas particulares aunque también se han sumado las Madres Benedictinas del colegio Santa María de la Expectación, las Carmelitas Descalzas y las Esclavas del Santísimo y la Inmaculada.

En la actualidad, todas estas voluntarias están trabajando desde sus domicilios en la elaboración de más batas, según va llegando el material, y la previsión es poder entregar hasta 2.000 en los próximos días.

El alcalde, , ha agradecido este gesto de solidaridad que “además nos ha desbordado, puesto que tenemos más voluntarias dispuestas a ayudar que material disponible, por lo que muchas modistas que se habían ofrecido están a la espera de que podemos obtener aún más para seguir con la producción”.

El primer edil ha dado las gracias igualmente a “todos los eslabones que se encargan de la tarea logística”, es decir, llevar el material a los domicilios particulares de las costureras y luego trasladar las batas al centro hospitalario, pasando en ambos casos por una ozonificación previa. Un trabajo que están realizando empresas privadas de manera desinteresada y colaborativa, con el apoyo de , Agentes de Movilidad y Protección Civil.