El torneo se dividirá en diferentes modalidades de combate: duelos con cuatro tipos de armas —escudo y espada, espada larga o de mano y media, armas de asta y espada y broquel—, 5vs5, 10vs10, 3vs3 femenino y duelos en categoría femenina, según ha informado la organización en nota de prensa.

La diferencia entre el campeonato mundial y el torneo internacional es que en el primero compiten equipos nacionales y, en , los mejores clubes de cada país. “Es lo más parecido a la ‘Champions League’ del combate medieval”, han asegurado desde la dirección del ,

En octubre de 2015 el Castillo de Belmonte celebró la primera edición del torneo a la que asistieron más de 12.000 personas. Asimismo, en 2014 acogió el I Campeonato Mundial de Combate Medieval, congregando a más de 25.000 visitantes. “Este año se espera superar la cifra de asistentes obtenida el año pasado y que se parezca, lo máximo posible, a la que se registró en el mundial”, ha explicado Fitz-James.

El Castillo de Belmonte, con 70.000 metros cuadrados, es el primer recinto en España en organizar este tipo de torneos de combate medieval en el cual, paralelamente, habrá un mercado y tres zonas de restauración donde se servirán platos típicos de la zona y platos medievales.

Además, la entrada, que ya puede adquirirse en la web www.castillodebelmonte.com y en las taquillas del castillo, permite disfrutar de todos los contenidos durante todo el día, de 10.30 horas a 23.00 horas, e incluye la visita a las dependencias.

UN DEPORTE DE CONTACTO

El combate medieval es un deporte de contacto, inspirados en los torneos a pie medievales de la Europa de los siglos XIV y XV. Los luchadores utilizan la indumentaria propia de la época y portan armas, como espadas, mazas, hachas, alabardas; y armaduras, cuyo peso está entre los 20 y los 30 kilogramos.