Se trata de actividades que suponen una aglomeración de personas y aquellas que no ha sido posible poner en marcha de manera online. Entre ellas destaca la escuela infantil, clases colectivas deportivas, centro ocupacional o mercadillo, ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

Por este motivo, teniendo en cuenta que no se prestará el servicio, se ha decidido paralizar el cobro de las tasas y precios públicos con carácter extraordinario y mientras permanezca vigente el estado de alarma y sus prórrogas.

Desde el Ayuntamiento se continúa trabajando para facilitar, en la medida de lo posible, la situación y prestar asistencia a los más vulnerables.