Se trata de un banco de aprovisionamientos que se crea para dar apoyo al banco de alimentos ya existente, el que llevan a cabo los Servicios Sociales, que este mismo martes realizaba su reparto habitual con la ayuda y colaboración de los miembros de de la localidad.

A través de esta nueva medida se garantizan las necesidades urgentes básicas durante el estado de alarma, desde alimentación, pasando productos de farmacia, pañales o una botella de butano, según ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

Esta iniciativa se pone en marcha con recursos del Ayuntamiento, contando con la colaboración de todas aquellas asociaciones o colectivos que quieran participar.

Todas aquellas personas que quieran colaborar pueden hacerlo en el siguiente número de cuenta que tiene abierto el propio Ayuntamiento en Globalcaja: ES22 3190 1090 9810 0966 5124. La idea es que los vecinos y vecinas no salgan de casa a comprar los productos para donarlos, porque hay que quedarse en casa.

De ahí, que las aportaciones sean económicas y se vayan utilizando dependiendo de las necesidades de los beneficiarios.

Desde los Servicios Sociales se encargarán de la tramitación de las diferentes solicitudes, aunque desde el Ayuntamiento ya tienen identificados posibles casos vulnerables y se están poniendo en contacto con ellos.