La crisis ha influido en un cambio de hábitos del consumo en productos como la carne entre los guadalajareños, con un aumento del 15 por ciento aproximadamente de productos como el pollo o el cerdo frente a un descenso proporcional en el cordero o la ternera en los últimos cinco o seis años.

El presidente de la Asociación Provincial de Carniceros de , Alfonso Ruiz, ha confirmado a Europa Press este dato, que atribuye sin duda a la crisis pero también a una mayor “diversificación” en la compra de todo tipo de productos por parte del consumidor y a la presencia de las grandes superficies y la llegada de los precocinados.

En todo caso, ha asegurado que este cambio de hábitos se aprecia más directamente en la capital y su entorno que en las zonas rurales.

Lo cierto es que, según Ruiz, se está produciendo un cierre progresivo de estos negocios por la situación económica pero se ha referido también a la “falta de continuidad” en los mismos por parte de hijos u otros familiares, y ha incidido en como está influyendo también la gran cantidad de supermercados e hipermercados que se han abierto fundamentalmente en la zona del , y la cercanía a la comunidad de .

“Además, tenemos que capear con las ventas de precocinados”, ha afirmado, reconociendo que esto está influyendo en la reducción de venta en los pequeños negocios y que el perfil de este cliente suele ser un consumidor “joven, con poco tiempo para cocinar”.

Ruiz espera que la situación mejore y que la clientela vuelva a hacer uso de las carnicerías tradicionales “donde la profesionalidad es muy grande”, ha concluido.