En nota de prensa, el Consistorio ha recordado que el albergue quedó abierto el 25 de marzo con la intención de dar cabida a transeúntes ante la imposibilidad de Betania de alojar a más personas.

“Desde que se decretó el estado de alarma el Consistorio, en coordinación con el Gobierno regional, buscó una solución habitacional para quienes no disponían de techo en el que afrontar el confinamiento. Así, alrededor de 30 personas han recibido servicios en estas instalaciones desde que comenzará esta crisis sanitaria con servicios de alimentación, aseo y cobijo”, han destacado desde el Ayuntamiento.

El Ayuntamiento ya ha destinado una línea inicial de 25.000 euros para este albergue y para que Cáritas pueda prestar el servicio de comida y cena, contando también con el apoyo 24 horas de Protección Civil Guadalajara.