La inspectora jefa de la Unidad de Familia y Mujeres de la , Genoveva Armero, ha explicado al Grupo Multimedia de Comunicación ‘La Cerca’ cómo está funcionando esta Unidad durante el estado de alarma, y recuerda a las víctimas de violencia de género que no están solas durante el confinamiento provocado por la crisis sanitaria del COVID-19.

Tras la declaración del estado de alarma el pasado 14 de marzo y con el inicio del confinamiento que obliga a los ciudadanos a permanecer en sus domicilios, todo apuntaba a un aumento de los casos de violencia de género por el hecho de que las víctimas convivieran durante este tiempo con sus presuntos maltratadores.

En este sentido, explica la inspectora jefa de la UFAM de la Policía Nacional de Albacete, Genoveva Armero que, “nuestra sorpresa ha sido que, desde el día 14 de marzo hasta el 31 de marzo, hemos tenido un total de 7 denuncias por violencia de género de las que solo 2 han sido presenciales, ha sido la víctima la que se ha trasladado desde su domicilio a dependencias policiales para interponer la denuncia. Las cinco restantes ha sido mediante intervención de los agentes de Policía Nacional y en otros ”.

Genoveva Armero: “Siempre que la salida del domicilio esté justificada para dirigirse a cualquiera de los recursos policiales, judiciales o a cualquier otro tipo de servicio disponible para la violencia de género, no va a existir ningún tipo de sanción”

Ante la duda que pueda surgir a las víctimas de violencia de género que requieran interponer una denuncia durante el estado de alarma y la obligatoriedad de permanecer en los domicilios, Genoveva Armero explica que “siempre que la salida del domicilio esté justificada para dirigirse a cualquiera de los recursos policiales, judiciales o a cualquier otro tipo de servicio disponible para la violencia de género, no va a existir ningún tipo de sanción”.

De hecho, continúa explicando que, tras la aprobación del Real Decreto de estado de alarma en el país, el ministerio de Igualdad ha creado un plan de contingencia para la violencia de género en el que declara como servicio esencial todos aquellos servicios de asistencia integral a las víctimas de violencia: “Todos los operadores de estos servicios esenciales tienen la obligación de garantizar el normal funcionamiento de los dispositivos de información 24 horas para dar una respuesta a las víctimas y también para poder acoger a las víctimas que están en situación de riesgo, incluidas aquellas que precisan abandonar sus domicilios para garantizar su protección”. Eso significa que queda garantizada la asistencia a víctimas de violencia de género en centros de emergencia, centros de acogida, pisos tutelados y alojamientos seguros.

Teléfonos de emergencia: 112, 091, 092, 062 y aplicación móvil Alert Cops

Además, la Unidad de Familia y Mujeres de la Policía Nacional de Albacete continúa funcionando de manera habitual aunque adaptándose a la situación actual. Explica Genoveva Armero que aunque “el personal no puede estar operativo al 100% y el grupo se ha visto mermado por el coronavirus con agentes contagiados por COVID-19 y otros en cuarentena, la Policía sigue atendiendo a las víctimas de violencia de género “.

En este sentido recuerda que las mujeres que precisen ayuda pueden llamar a los teléfonos de emergencia: 112, 016, 062 091 y 092. Además es importante que las víctimas instalen en sus teléfonos móviles la aplicación ‘Alert Cops’ que permite a la policía ubicar a la persona en el lugar en el que se encuentren cuando están pidiendo ayuda.

Implicación de la sociedad para combatir la violencia de género también durante el estado de alarma

La inspectora jefa de la Unidad de Familia y Mujeres de la Policía Nacional de Albacete recuerda que la violencia de género es un problema de todos, por lo que pide que “todo aquel que tenga conocimiento de algún episodio de violencia de género, gritos o petición de ayuda por parte de alguna mujer, hay que colaborar. Deben llamar a la Policía o a cualquiera de los teléfonos de emergencia para que una patrulla pueda acudir al lugar y darle a la víctima una solución”.

Por otro lado, Genoveva Armero explica que, en caso de producirse un quebrantamiento de orden de alejamiento durante el estado de alarma “la mujer debe comunicarlo a través de los teléfonos de emergencia o bien ponerlo en conocimiento de su Policía protector que estará operativo las 24 horas del día para asistirla personalmente y dar trámite a la solución”. En caso de que el quebrantamiento se produzca a través de llamadas telefónicas o mensajes, Armero recomienda a la víctima guardar el registro de llamadas y mensajes como prueba.

Genoveva Armero recuerda a las víctimas de violencia de género que “no están solas” durante el estado de alarma

Durante el estado de alarma se permite también pedir una suspensión del régimen de visitas en el caso de los menores. En este caso habría que ponerlo en conocimiento del abogado encargado de la separación o del caso de violencia de género para presentar ante el juez de violencia un escrito solicitando la suspensión mientras dure el estado de alarma. Los menores vivirán con el progenitor que tenga la custodia y primará el interés superior del menor y el no exponer su salud por el hecho de tener que trasladarlos de un domicilio a otro. “Estamos en una situación muy excepcional para todos y que debe primar el sentido común”, explica Genoveva Armero.

Por último, la inspectora jefa de la Unidad de Familia y Mujeres de la Policía Nacional de Albacete ha transmitido un mensaje de apoyo y ánimo a las mujeres víctimas de violencia de género, recordándoles que “no están solas y aunque estamos en esta situación, los servicios son considerados esenciales”.

Las víctimas pueden recurrir en cualquier momento a los teléfonos de emergencia habituales 112, 091, 092, 062 y la Aplicación móvil ‘Alert Cops’.