En primer lugar, la Diputación Provincial de Toledo modifica parcialmente el calendario tributario del año 2020. Así, el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica tendrá un plazo de pago voluntario del 1 de marzo de 2020 al 5 de julio de 2020, ambos inclusive, según ha informado el Consistorio quintanareño en nota de prensa.

Mientras, la fecha de cargo en cuenta de los recibos domiciliados será el de 5 de julio de 2020. Respecto al Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), el plazo de pago voluntario será del 1 de mayo de 2020 al 5 de agosto de 2020, ambos inclusive.

De esta manera, la fecha de cargo de los recibos domiciliados será del cinco de agosto para bienes de naturaleza rústica y naturaleza urbana, aunque este último tendrá el segundo plazo del fraccionamiento especial en la fecha dispuesta en su ordenanza fiscal.

Esa misma fecha será la escogida para los bienes de características especiales. Además, se propondrá al que promueva al pleno de la Diputación Provincial de Toledo la modificación de la Ordenanza Fiscal reguladora del procedimiento de aplazamiento y fraccionamiento de pago de las deudas tributarias y demás de derecho público y de la suspensión de la ejecución de los actos de contenido tributario, para establecer el 3 de noviembre de 2020 el día para hacer efectivo el segundo plazo del pago de las deudas del fraccionamiento especial de los recibos Impuesto sobre Bienes Inmuebles de naturaleza urbana correspondientes al período 2020.

De igual modo, se suspende el cobro de tasas por ocupación de terrazas y veladores, para los establecimientos de comercio y hostelería y se suspende el cobro de la zona azul.

En tercer lugar Aqualia, estimará consumo cero para todos los comercios obligados al cierre por el estado de alarma. Además, se suspenden los cortes de suministro mientras dure el estado de alarma y se permitirá fraccionamientos de deudas a través de planes a personas afectadas por esta situación.

Señalar que todas estas medidas podrán ser ampliadas según la evolución de los acontecimientos y se llevarán a pleno las modificaciones necesarias que afecten a ordenanzas municipales, como la bonificación de la tasa de basuras para establecimientos obligados a cerrar.