Por el camino, conocerá a otros vecinos que bien podrían ser personajes de la novela de Cervantes. Como ‘el Boto’, un humilde pastorcillo que oculta un espíritu de empresario en su interior. O Andrés, un inquieto artista que ha decidido convertir su bar en un mosaico de azulejos rotos digno de Gaudí.

También conocerá a Juanete, el Don Quijote oficial para los turistas que visitan El Toboso, o a y Patro, los encargados de la , que no siempre aciertan cuando pintan un “stop” en la calzada.

Eva Hache descubrirá estas y otras sorpresas más en un lugar de la Mancha de cuyo nombre el espectador sí se va a acordar y, además, se va a enamorar. La humorista se despedirá de los vecinos de este acogedor pueblo con el tradicional monólogo sobre la experiencia durante su estancia junto a ellos.